POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

Haya orden, con la razón y el derecho por delante. Por Alicia González Loche

Un grupo de exaltados de la CUP, asaltaron no hace mucho una Sede del PP en Cataluña. Muy en regla con lo que es su costumbre, rotura de cristales, pintadas y pegatinas y algún otro desperfecto en el entorno. Una recreación de la noche de los cristales rotos, pero de día, olvidando que forman parte de una formación presuntamente parlamentaria, en la que, también presuntamente el adversario no es el enemigo. Los enemigos suelen enfrentarse en un escenario de guerra. ¿Nos encontramos ante algo parecido? No sé qué reacción ha habido: detenciones, condenas, fuertes indemnizaciones por parte del partido ofensor al ofendido.

Algo despistada debo estar, pero no he visto nada que me haya llamado la atención. Interesante también el hecho, en el Ayuntamiento de Madrid, de que ante la lectura por parte de la Alcaldesa, con el acuerdo de todos los grupos, ocho concejales (es un cargo de responsabilidad, algo que conviene recordar) de Ahora Madrid se ausentaron durante la lectura por Manuela Carmena de un manifiesto de condena al anteriormente citado atentado. ¿Pasó algo? ¿Alguien les recordó algo? ¿Se reprobó? No lo sé, pero oficialmente, creo que no. Y en esas mismas fechas, la Presidenta del Congreso de los Diputados, sede de nuestra soberanía nacional, reprobó al partido político Podemos, por sus MODALES, malos modales se sobreentiende. Recibió, el tercer cargo de España, la impecable Presidenta, una serie de improperios como respuesta a esa reprobación. ¿Hay alguien detenido por este ataque? ¿En la segunda Sede parlamentaria de España? No me sorprende que estos filo estalinistas, (deben tomarlo como un cumplido) realicen toda esta serie de actos con total impunidad. 



Pero si me preocupa. Todos estos grupúsculos en absoluto incalificables, pero no les calificare porque soy una señora, pasen por foros muy por encima de su competencia y preparación, sin una réplica rotunda. Ellos actúan como son. Pero nosotros y quienes llevan las riendas de estas instituciones atacadas no actúan como lo que deben ser. Y ese es el problema. Esta plaga inmunda no nos abandonara a menos que se frene. Y exijo que se frene, porque ofende a los principales estamentos de mi país, que son los que a mí me representan, y a mis propios principios. Hay quien se lo toma a risa. Yo, y muchos como yo, no nos reímos.

No hay comentarios: