POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

#DecíamosAyer: A jugar al apalabrados a su casa, por @Catalega




La pasada semana se debatía y aprobaba, en la Asamblea de Madrid, la Ley de Medidas Fiscales para 2013, Ley de acompañamiento a la de Presupuestos Generales de la Comunidad madrileña.


Un texto legal que ha traído numerosos problemas al Gobierno de la Comunidad y al propio Partido Popular, por lo que se supone que deberían haber sido momentos de tensión y atención entre los miembros del grupo popular de la Asamblea.


Pero resulta que no era así. Una vez más se ha demostrado que nuestros políticos son autómatas, que votan lo que les dice el partido o el jefe de turno y, además, les importa muy poco lo que votan. Tan es así que un reportero gráfico captó a dos diputados del Partido Popular jugando al conocido juego del Apalabrados mientras se debatía y votaba la citada Ley, imagino que con el Ipad y Iphone pagados a costa del erario público.


Como se puede apreciar en la fotografía estaban muy entretenidas Sus Señorías, realmente les importaba muy poco lo que se decía, eso queda muy claro. Se trata de los diputados Bartolomé González y María Isabel Redondo, los cuales ya han pedido disculpas por lo ocurrido, diciendo que no se va a volver a repetir, igualito que lo que dice mi hijo de 5 años cuando comete alguna trastada. Penosa esta actitud.


En mi opinión lo que deberían hacer estos dos diputados es dimitir y, si no lo hacen, deberían ser expulsados del Grupo Popular. No se deben permitir estas actitudes y deben ser castigadas de forma ejemplar.


Pero desgraciadamente estas actitudes son muy habituales. Es muy triste ver las distintas cámaras legislativas vacías mientras se desarrollan sesiones, diputados leyendo periódicos, hablando por el móvil o navegando por internet sin prestar atención a lo que allí se dice. Y ningún partido político se libra.


La situación del País es lo suficientemente seria, lo suficientemente grave, como para que nuestros representantes se lo tomen un poco más en serio y para que los partidos políticos exijan atención, trabajo y respeto hacia lo que se debate y se vota. A jugar al Apalabrados en su casa.

No hay comentarios: