Así es el nuevo billete de 50 euros








Europa, la princesa fenicia de la mitología griega que Zeus raptó transformado en un flamante toro blanco, cabalga ahora a lomos de los nuevos billetes de 50 euros que entran hoy en circulación en la zona euro. El retrato de la hija de los reyes de Tiro, tomado de una vasija del siglo IV antes de Cristo que se conserva en el Louvre, se aprecia en una marca de agua y en una ventana del holograma que se vuelve transparente al mirar el billete al trasluz y muestra el rostro de Europa en ambos lados.

Es uno de los nuevos elementos de seguridad que incorporan los billetes de la serie «Europa» que se han ido introduciendo de forma progresiva en orden ascendente en los últimos cuatro años. Como en los anteriores de 5 euros (puesto en circulación en 2013), 10 euros (2014) y 20 euros (2015), los nuevos billetes apenas varían en su diseño, renovado por el alemán Reinhold Gerstetter, salvo porque ahora incluye a los países que se han integrado en la Unión Europea desde 2002. Malta y Chipre se representan en el mapa de Europa, «euro» está escrito en alfabeto cirílico, además de latino y griego, y las siglas del Banco Central Europeo figuran en diez variantes lingüísticas en lugar de cinco.


Los nuevos billetes, con letras grandes en tinta más oscura, marcas táctiles y colores más vivos para que las personas con problemas de visión puedan distinguirlos con más facilidad, son también más fáciles de comprobar con el método «toque, mire y gire».

Realizados con papel de textura resistente y con la impresión en relieve del motivo principal, las letras y la cifra correspondiente el valor del billete, ahora suman una serie de líneas cortas en relieve en los bordes laterales.

Junto a las líneas del borde izquierdo, el número 50 inferior es ahora brillante, con un reflejo metálico que se desplaza verticalmente y de color verde esmeralda, aunque al girarlo cambia a azul oscuro. En el otro extremo del billete, en la banda plateada, la ventana con el retrato de Europa se transforma en líneas multicolor alrededor del dígito 50, y en el número 50 repetido en su reverso.

Con estas mejoras en seguridad, el Banco Central Europeo (BCE) busca «mantener la confianza en los billetes e ir por delante de los falsificadores». Conscientes de que desde que los primeros billetes en euros entraron en circulación en 2002, la tecnología de impresión y reproducción de imágenes ha progresado rápidamente, en el BCE saben que deben mejorar los elementos de seguridad de los billetes cada cierto tiempo para protegerlos eficazmente contra la falsificación.

El más utilizado de todos los billetes en euros

Con el nuevo de 50 euros se da un paso importante en este sentido, ya que es el más utilizado de todos los billetes en euros, que usan 338 millones de personas en 19 países europeos. Representa el 45% de todos los billetes en circulación, lo que se traduce en que hay más billetes de 50 euros que la suma de todos los de 5, 10 y 20. «El número de billetes de 50 en circulación es casi igual al total de billetes de todas las denominaciones que había en circulación a finales de 2002, año en el que se introdujeron los billetes y monedas en euros», señalan en el BCE.

Según destacó Yves Mersch, miembro del Comité Ejecutivo del BCE, en la presentación del billete en Francfort el pasado julio, «la introducción del nuevo billete de 50 euros hará que nuestra moneda sea aún más segura» porque «sus avanzados elementos de seguridad contribuyen a proteger nuestro dinero». 

Los nuevos billetes circularán en paralelo con los de la serie anterior, que seguirán emitiéndose hasta agotar stocks. «Podrán dejar de tener curso legal en un futuro lejano tras anunciarse con antelación suficiente», advierten desde el BCE, aunque «mantendrán su valor por tiempo indefinido, pudiendo ser cambiados durante un período ilimitado en los bancos centrales nacionales del Eurosistema», como el Banco de España.

Share on Google Plus

About El Diestro

El Diestro es el primer medio de comunicación editado por la sociedad civil. Somos el referente de la derecha política española.

0 comentarios :

Publicar un comentario