POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

Volver al 36, por @Catalega



Resulta que un libro ha demostrado que el Frente Popular, la unión de casi toda la izquierda y la extrema izquierda en una gran coalición, manipuló las elecciones de febrero de 1936 para otorgarse una mayoría absoluta que, ni por asomo, le habían dado las urnas.



Y es que según informa Libertad Digital, el libro de Espasa <<1936. Fraude y violencia en las elecciones del Frente Popular>>, destapa los amaños que la izquierda realizó en el recuento de los votos. Se explica que todo comenzó con la dimisión del presidente del Gobierno Manuel Portela y el nombramiento de Manuel Azaña. En aquellas provincias en las que el resultado no era del agrado de los radicales de izquierda, estos denunciaban a la derecha por fraude, reabrían el recuento e incluso detenían a los representantes de los partidos que no fueran parte del FP. En ese momento, y con la complicidad de las autoridades (pasiva o activa), se iniciaba un segundo recuento plagado de irregularidades que favorecía sistemáticamente a los candidatos de la izquierda. Los autores hablan de actas con raspaduras, dígitos cambiados, recuentos adulterados en los que la cifra final no coincide con los votos escrutados en las mesas, escrutinios a puerta cerrada, papeletas que aparecen sin saber muy bien cómo a última hora, sobres abiertos, urnas con más votos que votantes…

¿Y qué consiguieron con eso los radicales? Pues obtener los escaños necesarios para alcanzar la mayoría absoluta. Tras esto los acontecimientos se precipitaron y todos sabemos el fatal desenlace. Y hasta ahí quiero llegar, pues en una guerra todos los bandos tiene culpa y responsabilidad; y en todos los bandos se hacen barbaridades.

Pero si me quiero referir a la situación que vivimos en la actualidad, en la que da la sensación de que eso del Frente Popular vuelve a germinar, de hecho muchos líderes de la extrema izquierda (y no tan extrema) así lo demandan. Y la pregunta es ¿harían ahora esas mismas cosas?, ¿volverían a manipular unas elecciones? Yo creo que con el actual sistema sería más complicado, pero también tengo claro que si de ellos dependiera lo volverían a hacer. Porque no se cortan y muchos de ellos repiten eso de “a las barricadas” o “arderéis como en el 36”…

No hay comentarios: