Jordi Orobitg les ha dicho casi la verdad a los nacionalistas, pero no toda. Comentarios El Diestro

Comentarios El Diestro

El jueves de la pasada semana y según relata La Vanguardia, Jordi Orobitg un diputado autonómico de ERC. asignado a la comisión que elabora las leyes de desconexión y transitoriedad jurídica, advertía a los asistentes de una conferencia de Òmnium Cultural celebrada en San Cugat que la transición del Estado español a la república catalana "no tiene que ser necesariamente pacífica ni ordenada".

Bien, pues es la única verdad que los líderes sedicionistas (tal como los denomina A.G. Trevijano) les han dicho a sus seguidores secesionistas. Pensar en que una nueva nación no se gana a sangre y fuego es una de los mayores embustes populistas en los que se puede caer. Jamás, escuchen Vds., jamás en toda la historia de la Humanidad una nación ha nacido como fruto de una votación. España es España por sus usos y costumbres, y quitando a cuatros señoritos de la más extrema derecha que inventaban naciones que gobernar hundidos en sus cómodas butacas saboreando sus puros habanos y con el aroma de una buena copa en la mano jamás a la sociedad se le hubiese ocurrido semejante dislate. Solo a mediocres con aspiraciones a gobernar sus cortijos particulares. Es más, nosotros hemos heredado España de nuestros antepasado y tenemos el deber de entregársela no solo entera sino mejor a las futuras generaciones. Por lo tanto, ni siquiera la consulta podría llevarse a cabo por parte de todos los españoles porque esta generación no tiene derecho alguno de robarle España a las futuras generaciones.

Ahora bien, algún cenutrio podría argumentar que colonias de África, por ejemplo, habían recibido la independencia por parte de las naciones que las colonizaban sin que intermediase ninguna guerra. Bien, y eso qué. No tiene nada que ver con nuestro caso. Y no me hagan explicar lo evidente. El caso de Inglaterra–Escocia tampoco se puede tomar como ejemplo, tal como defienden los líderes sedicionistas. Para abreviar, digamos que Inglaterra y Escocia son dos naciones que decidieron casarse, y luego se han planteado divorciarse; y encima ha salido que no. Si a España le quitan Cataluña es como si a una persona le arrancan un brazo. Forma parte del mismo organismo. Un brazo no se casa con el tronco. Un brazo forma parte del organismo.

Así que cuando Jordi Orobitg dice que no será un proceso tranquilo seguramente tiene ciertos conocimientos de historia y sabe que Cataluña se pude separar si, y solo si media una guerra civil de secesión y la gana con la fuerza de una victoria con las armas. Así se separaron, por ejemplo, las trece colonias de Inglaterra para formar los EstadosUnidos. Así se han formado todas las naciones: las lecciones de la historia son las que son, no las que les gustaría que fueran a la parte de catalanes que quieren separarse de España votando, y todas tienen el mismo común denominador; se forman nuevas naciones a sangre y fuego. La cuestión no es si habrá consulta, sino si habrá guerra de secesión, aunque nadie se atreva a mencionarlo. Y si como todos esperamos no la hay, Cataluña seguirá en España. Que no engañen a la gente con consultas ni tonterías. Ahora, hay que reconocer que con ese cuento muchos están viviendo muy bien. Esa es la realidad que ocultan a los catalanes secesionistas o no.
Share on Google Plus

About El Diestro

El Diestro es el primer medio de comunicación editado por la sociedad civil. Somos el referente de la derecha política española.

0 comentarios :

Publicar un comentario