POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

CS EL CAMBIO SENSATO PARA UNA ACTITUD DESCONCERTANTE, por Eugenio Narbaiza

Hoy, es un día decisivo para que el gobierno y los estibadores,. lleguen a un acuerdo que posibilite el cumplimiento de la sentencia del Tribunal Europeo de justicia, después del fiasco que supuso el rechazo del Real Decreto Ley por parte de Ciudadanos y del resto de la oposición. Si bien, los grupos de oposición querían dar una bofetada al gobierno, nadie entiende la postura adoptada por el partido de Rivera, puesto que en su programa electoral, habla de la liberalización de este sector, estratégico para España. La sociedad se está quedando perpleja ante las posiciones que están tomando los naranjitos respecto al gobierno, quien en vez de parecer un partido que proclama el "cambio sensato", su actitud le encuadra como un populismo primero de centro izquierda y después liberal progresista, que no tiene un rumbo fijo en sus decisiones sobre el futuro de España, haciendo que la sociedad ni les entienda, ni les comprenda.

Albert Rivera

Ya fue una primera decepción que después de 80 días de incertidumbre, Cs apoyara a Susana Díaz como presidenta de la Junta de Andalucía, perpetuando un régimen que lleva establecido en la región y que día a día viene haciendo aguas, por la gestión de Susana Díaz, en materias como la educación, sanidad, con una contestación total tanto en Granada como en el resto de las provincias, así como en el impuesto de sucesiones, en donde mas que el pago de un tributo de los andaluces a su gobierno, su cuantía es inquisitorial e incautatoria.

En el plano nacional, la formación de Rivera, quiere ser el azote de la corrupción, llevando como bandera la eliminación de los cargos públicos que sean sospechosos. En este caso, el partido de Rivera, no tiene un criterio homogéneo y exige la dimisión de Pedro Antonio Sánchez, PTE de Murcia, por haber sido llamado a declarar, sin tener en cuenta la presunción de inocencia, mientras que en Granada, a través de su líder, el exsocialista Luis Salvador, rompen un pacto establecido con el PP, para designar un alcalde socialista, que posteriormente ha sido encausado, no pidiendo ni exigiendo la dimisión inmediata del regidor socialista. Es precisamente esta disparidad de criterios, lo que enfada y desconcierta a la sociedad, al ver al riverismo, como una formación tactista.

Pero esto mismo está ocurriendo entre los naranjitos, quienes después de su Asamblea General, han iniciado una guerra soterrada interna, entre los sectores de cargos y afiliados provenientes del PSOE y UPyD, con otros afiliados que han desembarcado en el partido catalán extendido por España, desde el PP o del liberalismo. Están manteniendo una disputa, por comprobar cuál de los dos sectores se hace con las riendas del partido e intentar asentar una ideología clara respecto a Rajoy y la formación que le sustenta. Precisamente, estos movimientos se vienen detectando en Andalucía, en donde numerosos cargos públicos están hartos de Juan Marin y del conocido como "clan de Sanlúcar" que hace y deshace a su antojo entre los miembros del partido. Estos movimientos están consistiendo en hacer cambios en la estructura organizativa a aquellos miembros que por una u otra razón, muestre sus discrepancias con Juan Marin. En este sentido, han existido cargos que compaginaban su concejalía con otro puesto en instituciones nacionales o regionales, que se han visto obligados a dimitir para no tener que depender de Marin.

Por otro lado, aunque por lo bajinis no se lo creen, los cargos públicos de Cs, están afirmando que apoyarán sin remilgos a Rajoy, aunque en realidad, temen que el presidente del gobierno, adelante las elecciones generales en el momento que se aclare la incógnita de quien va a ser el líder socialista y Cs pueda recibir un voto de castigo importante tanto nacionalmente como en Andalucía, ya que no sería de extrañar que en esta región se produjera también un adelanto electoral.

Eugenio Narbaiza

1 comentario:

  1. Bien, E. Narbaiza . En un post posterior, de tu artículo sobre la moción del PSOE comento la dualidad de Ribera (J. Piedra)

    ResponderEliminar