POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

#DecíamosAyer: 11-M, para muchos ignorantes mejor no saber la verdad, por @jsobrevive


Todos los días 11 de Marzo de todos los años desde 2004 recuerdo exactamente lo que hice aquel fatídico día en que tantas personas fueron asesinadas en los trenes. Sorprende como la mayoría de las veces no recuerdo ni que he hecho el día anterior, pero si recuerdo lo que hice en días tales como el 11 de Septiembre de 2001, el 11 de Marzo de 2004 o el día del asesinato de Miguel Ángel Blanco. Eso, imagino, nos pasará a la mayoría, no olvidamos, no queremos olvidar y, sobre todo, queremos saber la verdad de lo que pasó.


Me sorprendo hoy cuando abro Twitter y me encuentro en tendencias el nombre de Pedro J. Cuando voy a leer lo que ocurre, pensando que quizás hubiera sacado alguna novedad sobre las investigaciones del 11M, me encuentro con que la mayoría son insultos hacia él precisamente por eso, por querer saber la verdad. La mayoría de esos insultos vienen de la izquierda, ¿cómo no? Y, ¿por qué en la izquierda no quieren saber la verdad? Esa es una pregunta que para mi tiene una fácil respuesta, simplemente no les interesa.


En la izquierda son capaces de transformar lo que sea en beneficio propio, en beneficio de su ideología. La versión oficial del 11M es simplemente cómoda para ellos. Cuatro moritos organizan un atentado perfectamente planificado y después unos sorprendéntemente se suicidan y otros, los que quedan, son condenados a una enormidad de años de los que no cumplirán más que 30, pero que ya son demasiados porque no creo que sean ni los ejecutores ni mucho menos los cerebros de aquella masacre. Esta versión para la izquierda es cómoda. El atentado se justifica con la guerra de Irak y responsabiliza en parte al gobierno de entonces del Partido Popular. Sorprendente, los responsables de los atentados no son los terroristas, son las víctimas y los perjudicados diréctamente por él.


Desde entonces todo ha cambiado, pasó por nuestras vidas el indecente Zapatero de turno y la percepción de las cosas en este país ha cambiado por completo. Vivimos en una sociedad en la que lo anormal es normal y lo normal es anormal. Vivimos en una sociedad que prefiere una mentira que convenga a una verdad que duela, más grave todavía, que duela por causas ideológicas. Los que no nos creemos la versión oficial del 11M no somos unos conpiranóicos ni unos chiflados. Los que no nos creemos la versión oficial del 11M simplemente no somos tontos.

No hay comentarios: