#Recordando SE PIDIÓ TAMBIÉN LA 'VERDAD' DEL 11-M Masiva concentración en Madrid para rechazar la negociación con ETA

Alcaraz recuerda al Gobierno que los 'interlocutores válidos' son 'asesinos de mil personas'
Rajoy pide al presidente que reflexione porque 'tiene en contra a las víctimas del terrorismo'
Zapatero se muestra convencido de que la 'gran mayoría' de españoles le respalda



Vista aérea de la concentración. (Foto: Kike Para)

Una multitudinaria manifestación convocada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo y respaldada por el PP en contra de la negociación con ETA se celebró en la Plaza de Colón de Madrid bajo los lemas "¡Negociación, en mi nombre no!" y "Queremos saber la verdad".

Durante el acto se escucharon en numerosas ocasiones gritos contra el Gobierno y contra el presidente Rodríguez Zapatero y la vicepresidenta De la Vega. Banderas de España y de diferentes Comunidades Autónomas vistieron de color la plaza, al igual que los numerosos abanicos que portaban muchos de los congregados, dado el calor que se registró este sábado en Madrid.

A la marcha se han sumado numerosos dirigentes del PP, entre ellos su presidente, Mariano Rajoy; el secretario general, Ángel Acebes; el portavoz en el Congreso, Eduardo Zaplana; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre; el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón.

Precisamente cuando llegó Ruiz Gallardón fue recibido por un nutrido grupo de asistentes con gritos de rechazo, mientras que se oían clamas en favor del periodista de la COPE, Federico Jiménez Losantos, informa Europa Press. Simultáneamente otros manifestantes mostraron su apoyo al alcalde de Madrid, que el viernes anunció que denunciará al locutor por injurias, tras afirmar que al primer edil de la capital le "dan igual" los 191 muertos del 11-M.

Mientras, Mariano Rajoy, recibido entre gritos de "¡presidente, presidente!", aseguró que los congregados quieren "la derrota de ETA" y no un Gobierno "débil" que "claudique" ante la banda terrorista, con la que, dijo, "de ninguna manera se puede negociar". "De ninguna manera se puede negociar políticamente y pagar un precio a una organización terrorista", señaló el dirigente a los medios de comunicación.

Rajoy añadió, en declaraciones a Telemadrid, que al Ejecutivo debería preocuparle "tener en contra a las víctimas del terrorismo", algo que, según recordó, "no ha ocurrido nunca, ni con Aznar, ni con Felipe González, ni con Calvo-Sotelo ni con Adolfo Suárez". Por ello, insistió, "alguna reflexión y alguna autocrítica le vendría bien hacer al Gobierno porque probablemente se pudiera evitar muchas de las cosas que están sucediendo en España".

El sábado por la mañana, el presidente Zapatero expresó en Tarragona su convencimiento de que la "gran mayoría" de los españoles comparte que "merece la pena acometer la tarea de hacer llegar la paz" y erradicar la violencia terrorista. El jefe del Ejecutivo no se refirió en ningún momento explícitamente a la concentración convocada por la AVT.
Cifras de asistencia

Según cálculos hechos por elmundo.es la cifra de asistentes a la concentración fue de 216.000 personas. [Para realizar el cálculo cuatro personas marcaron los límites de la concentración y estimaron el número de manifestantes entre una y cuatro personas por metro cuadrado a partir de su presencia y observación en la zona y de las fotografías tomadas en los límites donde ya no había casi gente. (Vea el gráfico)].

La Delegación del Gobierno de Madrid cifró en 242.923 las personas asistentes a la concentración [Vea el documento (PDF)]. En un comunicado, la Delegación del Gobierno explicó que el método de recuento ha consistido en dividir el área donde se ha desarrollado la concentración y aledaños en 10 sectores y 77 zonas, cuantificar la superficie ocupable en cada zona y establecer ocho niveles en función de la ocupación.

Mientras, la Comunidad de Madrid cifró "en torno a un millón" de personas las asistentes a la concentración. En un comunicado, el Gobierno autónomo explicó que su cálculo lo han hecho 15 especialistas que se han desplazado al lugar de la concentración.
La voz de cinco víctimas



Rajoy, en la concentración. (Foto: EFE)


Dos lemas, "Negociación, en mi nombre no" y "Queremos saber toda la verdad", centraron la protesta en la capital, que se inició con la intervención de la periodista Isabel San Sebastián y que se cerró con los testimonios de cuatro víctimas del terrorismo y la intervención del presidente de la AVT, Francisco José Alcaraz. [ Lea el discurso (PDF)]

Durante su discurso, Alcaraz, advirtió a los "señores del Gobierno" de que los hombres que consideran "interlocutores válidos" para la rendición de ETA son "los asesinos de casi mil personas" y les pidió que no cedan al "chantaje terrorista". Asimismo, pidió a José Luis Rodríguez Zapatero que "no claudique" ante ETA y que no conceda a la banda "lo que no ha conseguido durante 38 años de asesinatos, extorsiones y amenazas".

Por su parte, Marimar Blanco, hermana de Miguel Ángel Blanco -asesinado por ETA en 1997- recordó que el Estado no cedió cuando la banda exigió el acercamiento de los presos con su hermano secuestrado, y que de aquel suceso surgió el "espíritu de Ermua" basado en la no claudicación, la firmeza de los poderes públicos y después el Pacto por las Libertades.

Intervino también Gabriel Moris, padre de Juan Pablo Moris (fallecido en los atentados del 11-M) y que incidió en que "una sociedad que se precie no puede pasar página de ese horrendo crimen". A su juicio, el voto del 14 de marzo llevaba implícito "el esclarecimiento de los atentados, el castigo de los implicados en la trama y la prevención de nuevas acciones terroristas", y dijo tras referirse a las investigaciones parlamentarias, policial y judicial que "lo más razonable" sería comenzar desde cero.

También Javier Gismero, militar herido en el 11-M, exigió al Gobierno una "actuación determinante" para que las víctimas del "mayor atentado terrorista jamás perpetrado en España" sepan la "verdad" y recuperen "la paz y el sosiego". En su opinión, "son demasiados los enigmas" sin resolver sobre la autoría de aquel atentado, dentro de un "proceso judicial carente de rigor", por lo que reclamó una "investigación seria, eficaz, no deslegitimada por intereses políticos y no sometida a un permanente obstruccionismo".

El cuarto testimonio lo ofreció Teresa Jiménez-Becerril, hermana de un concejal del PP asesinado junto a su esposa por ETA en Sevilla, en 1998, que le dijo a Zapatero que no tiene su "bendición para buscar una paz como sea" y le propuso enviarle a sus sobrinos a la Moncloa para que les explique "por qué está siendo tan complaciente con quienes ordenaron la muerte de sus padres".

Se trata de la cuarta movilización en menos de un año y medio -primera tras el alto el fuego anunciado por ETA- en contra de la negociación con la banda terrorista, aunque en esta ocasión al rechazo del diálogo se ha sumado la exigencia de conocer todo lo ocurrido en los atentados del 11 de marzo de 2004.

Por la mañana comenzaron los actos de protesta previstos por la AVT con dos recorridos en autobús por diversos lugares de la capital marcados por atentados terroristas. Una vez finalizados los trayectos en autocar en la Plaza de las Cortes, Francisco José Alcaraz leyó un manifiesto en el que aclaró que la jornada es para "honrar a todas las víctimas del terrorismo".

Share on Google Plus

About El Diestro

El Diestro es el primer medio de comunicación editado por la sociedad civil. Somos el referente de la derecha política española.

0 comentarios :

Publicar un comentario