Arrimadas: "Cs es estabilidad y transparencia. Si al PP no le gusta, que busque otros socios"


Quedó demostrado que Inés Arrimadas es el «buque insignia» de Ciudadanos tras la Asamblea Nacional de febrero, en la que Rivera la nombró portavoz del partido a nivel nacional. Una mano derecha en la sombra, que interviene directamente en las decisiones de Cs.  –¿Se ha acabado el romance con el PP?–Por nosotros no. Nosotros cumplimos y somos fieles. El incumplimiento es suyo, sobre todo, en materia de corrupción. El pacto tiene buena salud en todo, excepto cuando hablamos de corrupción. La corrupción es para el PP como la criptonita para «Superman», los noquea. Parece que con la corrupción se acaba el diálogo. –Uniendo lo que pasa en el Congreso y lo que pasa en Murcia, ¿el fracaso del pacto es evidente?–No mezcle los temas. Murcia es una cosa y el pacto nacional otra. No se puede hacer un totum revolutum. Si cumplen, continuará la colaboración. Ciudadanos está cumpliendo y quién rompe un pacto es quién lo incumple. En Murcia, lo ha roto el PP. Si los populares proponen un candidato limpio, el pacto seguirá adelante, pero no mezclemos. Nadie como Ciudadanos va a garantizar la estabilidad, y nadie como Ciudadanos va a garantizar la lucha contra la corrupción. –No me negará que parece que las relaciones están casi rotas después de las conversaciones para presentar una moción en Murcia y la presentación de la Comisión sobre la corrupción del PP.–La Comisión de Investigación que presentamos se corresponde a lo que pactamos con el señor Rajoy. ¿Qué mal le puede hacer cumplir su palabra? La Comisión no es una medida al margen del pacto. Es una medida firmada por el PP. Y le digo una cosa, en Murcia no habrá un presidente imputado por corrupción, ni un tripartito. En Murcia, o habrá un candidato limpio del PP o elecciones. Estoy segura que a los votantes del PP les gustaría más la primera opción. –Murcia es para ustedes una forma de demostrar que son necesarios ...–Murcia está en primera línea política por el incumplimiento del PP. El presidente Sánchez no sólo ha incumplido el acuerdo, sino también su palabra. Si hubiera cumplido, el acuerdo seguiría vigente. –¿Se sienten traicionados?–Los que más se pueden sentir traicionados son los votantes del PP que quieren que los imputados por corrupción política dejen la política. Hay que ser serios. El PP tenía una campaña bajo el lema «España en serio», pues una España en serio es tener un gobierno que cumple lo que firma. Para Ciudadanos no fue fácil dar apoyo a Mariano Rajoy y, a pesar de eso, le damos estabilidad, estamos dispuestos a negociar los presupuestos y, sobre todo, cumplimos lo que firmamos. El PP debe saber que Ciudadanos no va a tragar para que la corrupción siga campando a sus anchas. –Tanto va el canto a la fuente que al final se rompe.–El acuerdo lo estamos cumpliendo. Insisto, quién no lo cumple es el PP. Ciudadanos al presentar la Comisión de Investigación está cumpliendo el pacto de investidura. ¿Por qué le cuesta tanto cumplir lo que firmó? Si lo firmó en su día es que estaba de acuerdo, dijeron que lo firmaron por el bien de España, por la estabilidad, pues que asuman su responsabilidad. –El PP ha presentado también sus propuestas en el Congreso y en el Senado.–La Comisión de Investigación es para llegar hasta el final. Para bloqueos y pantomimas, no hemos llegado hasta aquí. El PP no va a encontrar un socio como nosotros para garantizar la estabilidad, ni tampoco encontrará a nadie, como nosotros, tan firme en la lucha contra la corrupción. Y esto es un «pack». Ciudadanos es un «pack». Estabilidad y lucha contra la corrupción. Una cosa sin la otra, no. –Llamarán a Mariano Rajoy a declarar en la Comisión.–Primero, esperaremos a que se constituya la Comisión. No tenemos ningún problema en este tema. Lo que queremos es que el PP cumpla su acuerdo para investigar su caja B. No hablemos de la gente hasta que no empiece a trabajar la Comisión. –¿Qué opina de los nuevos autos del juez sobre el «caso Púnica»?–Que son una prueba más para constituir esta Comisión. Vamos a aclarar dudas sobre la caja B del PP y depurar responsabilidades políticas. Y, sobre todo, hemos de mirar al futuro. Es muy grave que el partido que gobierna España esté imputado por corrupción, como partido. Ciudadanos ha sido responsable y les apoyó para que gobernaran, a cambio de limpieza y de regeneración. –Pero, ustedes no utilizan la misma vara de medir, como en Granada, por ejemplo.–Nosotros actuamos siempre igual. Chaves y Griñán están apartados, Susana Díaz tuvo que hablar sobre los cursos de formación, en la Comunidad de Madrid, donde también se cumple el pacto, los implicados han sido apartados. Esta es la realidad. Los viejos partidos son todos los iguales. Cuando se investiga al contrario son los primeros en pedir transparencia. Cuando se les investiga a ellos, encuentran excusas. Esto no va de si es tuyo o mío. Va de regeneración o no. –En Murcia, ¿por qué esperan hasta el 27 de marzo? –Espero que el PP solucione sus problemas internos y sus dudas y que nombre un candidato limpio para gobernar en Murcia. Prefieren elecciones antes que gobernar con un presidente limpio. Cs da estabilidad y quiere transparencia. Si al PP no le gusta que busque otros socios, a ver si los encuentra. –En toda la entrevista habla usted más del PP que de Ciudadanos. Le planteo una frase «el principal objetivo del PP en Cataluña es Ciudadanos».–Es una pena este planteamiento de Xavier García Albiol. Lo que está pasando en Cataluña es más importante que la lucha entre partidos. Nos jugamos un proyecto de país que afecta a 47 millones de personas. El PP sólo se preocupa de tener un par de diputados más o menos. Seguiremos tendiendo la mano a todos los partidos constitucionalistas al margen de partidismos. –¿El PP de García Albiol es el mismo que el de Soraya Sáenz de Santamaría o Enric Millo?–Eso pregúnteselo a ellos. Ciudadanos sí que es el mismo partido, en Cataluña y en el resto de España. Y para solucionar lo que pasa en Cataluña eso es lo importante. –¿Tiene buenas relaciones con la vicepresidenta y con el Delegado del Gobierno? ¿Con García Albiol también?–Tengo buenas relaciones con todos ellos. También con Miquel Iceta. Es mi obligación en una situación tan compleja como la actual. Las buenas relaciones ayudan a buscar soluciones y llegar a acuerdos. –El independentismo, sobre todo Convergencia, ¿está jugando a cuánto peor, mejor?–Buscan provocar una situación de tensión. Nosotros hemos de luchar en favor del sentido común. Ante su confrontación, diálogo, y ante sus desafíos, cordura. –¿Hay que aplicar el artículo 155?–Hay otras soluciones sin acudir al artículo del 155. No somos partidarios de llegar a ese límite. La estrategia del gobierno de España es acertada. Ahora, el diálogo debe concretarse en medidas positivas para los catalanes. No para contentar a Puigdemont, para contentar a los catalanes que quieren mejores servicios y mejores infraestructuras. Ahora toca concretar medidas tangibles en Cataluña. Hemos de hacer de España un país ilusionante. Si lo hacemos, desinflaremos el desafío independentista. La estrategia del diálogo acaba con el victimismo de Puigdemont y Mas. –Pero el independentismo vive muy bien en el «procés».–Lo que hagamos con el diálogo no va a contentar ni a Puigdemont ni a Junqueras. Cierto, viven muy bien en el «procesismo». Hemos de pensar en los catalanes, no en Junqueras ni en Puigdemont. Están encantados en alargar esta situación, pero los catalanes no podemos esperar más tiempo. Presentar propuestas concretas es la alternativa. Frente un proyecto de ruptura, abogamos por un proyecto de reformas.  –¿Habrá referéndum o elecciones?–Un referéndum no se puede celebrar. Si acaso pueden aspirar a repetir el 9-N, pero el Govern no quiere repetirlo para no evidenciar su fracaso. Amagarán con convocarlo, pero lo que verdaderamente quieren es convocar nuevas elecciones. –Elecciones que ya fueron plebiscitarias. Ahora que serán ¿intergalácticas?, como dice el independentista López Tena, crítico con el

Noticias24H, [12.03.17 09:37]
proceso.–Mas, Puigdemont y Junqueras se inventan cosas para tapar la realidad con esteladas y palabras. Lo cierto es que habrá nuevas elecciones, que serán una oportunidad para recuperar el sentido común en la Generalitat. Nuestro reto será movilizar a la mayoría social no independentista, que está cansada y harta del monotema. –¿Habla con Junqueras y Puigdemont?–Tengo relación cordial pero poco más. Más allá de reuniones públicas, no ha habido ningún contacto. –¿Puigdemont es el malo y Junqueras es el bueno?–Junqueras tiene una estrategia. Aquí arenga a los suyos, y en Madrid parece sensato con los empresarios. Es capaz de decir que vamos a declarar la independencia y luego enviar un informe a los inversores internacionales garantizando la pertenencia a España y la cobertura del FLA.  Engaña hasta a los suyos, a los independentistas de buena fe. Tiene doble agenda, doble estrategia, doble mensaje y hasta doble vida política. –¿Puigdemont es un mentiroso por reclamar una reunión con Rajoy que ya se había producido?–Es un irresponsable. Alimenta el victimismo exigiendo una reunión que ya había tenido en La Moncloa, diciendo que Rajoy se negaba a hablar. Que se reúnan y hablen me parece bien. Que estas reuniones sean discretas, también. Lo que no se puede decir es «no nos escuchan» para alimentar la confrontación. Y no lo hace sólo Puigdemont. Cuando me reuní con la vicepresidenta algunos líderes del PP criticaron este encuentro porque se hacía antes de que Rajoy moviera ficha. –¿Si fuera Neus Munté hubiera dimitido tras el ridículo de su desmentido público?–La duda es si nos engaña en todas las ruedas de prensa tras la reunión del gobierno, o es que previamente la engañan a ella.  –¿El mundo independentista hace sus movimientos para echar la culpa a alguien de su fracaso?–Ninguno de los miembros del Gobierno se cree lo que dicen en público. Ninguno se cree que van a hacer el referéndum y proclamar la independencia. Están en su particular juego de la silla. Cuando acabe la música, la cuestión es saber quién se queda sin ella. Es una enorme irresponsabilidad porque mucha gente les ha creído. Esta semana le dije a Puigdemont que ha dividido en dos a la sociedad catalana y que ha frustrado y mentido a las dos mitades. Cs está en la mejor posición para liderar una nueva alternativa política y reconducir la situación; somos un partido de centro que habla con derecha e izquierda,  somos un partido limpio y tenemos influencia en toda España. Nos caracterizamos por soluciones, no por confrontaciones. –¿Tiene usted a alguien buscando la ley de desconexión?–(Sonríe). Lo que pedimos es que nos entreguen toda la documentación que están preparando y se han negado. De hecho, esta semana ha finalizado el plazo fijado por el amparo de la Mesa del Parlament para que el conseller Raúl Romeva nos entregue los memorándums distribuidos por toda Europa. Pues, ni por esas. No han entregado la documentación y eso que Romeva además de consejero de Acción Exterior lo es de Transparencia. –¿Cómo califica la reforma del Parlament, que permitirá aprobar estas leyes de desconexión en lectura única?–Es la muestra de que se creen los dueños de Cataluña, del Parlament, de las leyes y de los catalanes. La oposición tiene más votos que Junts pel Sí y la CUP. Silencian a más de la mitad de los catalanes. –¿Una cosa es el PDECAT y otra Convergencia?–Eso no se lo cree nadie. Son Convergencia para los cargos, las sedes, para lo bueno. Para lo malo, para la corrupción, se ponen otro logo. No hay un solo catalán que se crea que cambiar el logo y el nombre te exime de la responsabilidad. Convergencia vive en una ficción dando carpetazo al pasado y eludiendo la responsabilidad. Y como se presente Mas de candidato, quién se va a creer que no son Convergència. –Después de esta semana, ¿Mas no está muerto políticamente?–Hemos oído cosas tremendas. Hasta había inflación en las mordidas que pasaban del 3% al 4%.  Quién nos ha metido en el problema no nos puede sacar del
problema. Hemos pedido su comparecencia –junto a otros grupos– y no le quepa duda: va a venir. En el caso Palau, hemos de llegar hasta el final depurando responsabilidades judiciales y políticas, porque se ha robado el dinero de todos los catalanes.–¿Cómo lleva eso de ser la portavoz de Ciudadanos y líder en Cataluña?–Con naturalidad porque decimos lo mismo en todas partes, demostrando que desde Barcelona se puede lanzar un mensaje para toda España porque Barcelona y Cataluña también son España.

Share on Google Plus

About El Diestro

El Diestro es el primer medio de comunicación editado por la sociedad civil. Somos el referente de la derecha política española.

0 comentarios :

Publicar un comentario