601 euros de multa por hablar en catalán a un policía español en Barcelona

Un pasajero del Aeropuerto Internacional de El Prat ha recibido una multa porque un policía español no toleró que se le hablara en catalán.


Un hombre ha sido multado con 601 euros por haber hablado en catalán a un agente de la Policía Nacional en el control de pasaportes del aeropuerto de El Prat (Barcelona) el pasado 4 de septiembre de 2016. 
Según informa la 'Plataforma per la llengua' en su página web, Xavier Casanovas, un profesor de la Universitat Politècnica de Catalunya, se disponía a tomar un avión y al entregar su pasaporte en el control de seguridad saludó al agente en catalán. El policía entonces le advirtió de que hablarle en catalán era "una falta de respeto" y le reprochó su "poca estima" a España
El portal catalán 'Vilaweb' ha podido hablar con Casanovas. Según su versión, ofendido por la "chulería" del agente, decidió seguir hablando en catalán, precisando que no tiene "ningún problema en hablar castellano, soy una persona que cuando me hablan en castellano contesto en castellano". El profesor pasó el control de seguridad tras el pequeño altercado y pensó que no habría más problemas. Pero los hubo. El mismo agente del control y otro policía, le abordaron cuando ya estaba en la cola de embarque. Tal como explica el diario 'Público', "los agentes le pidieron el pasaporte y lo llevaron a un punto de información para tomarle la filiación y recriminarle una vez más su mala educación. Según Casanovas, cuando les preguntó por los motivos de su actuación, los dos policías nacionales le respondieron que estaba obligado a 'hablar en castellano' con ellos y que así lo establecía la Constitución". 

"Sé donde vives"

Por su parte, Casanova intentó que los agentes se identificaran, pero obtuvo, siempre según su versión, respuestas aún más chulescas: uno de ellos le dijo que no llevaba el número porque "no le cabía en la camisa", y el otro que tenía un número difícil de leer "para evitar denuncias tontas que nos ponen". Casanovas también contó que los dos policías nacionales se despidieron con tono amenazante, hasta el punto en que uno llegó a decirle: "Sé donde vives".
Cuando regresó de su viaje, el profesor Casanovas denunció el incidente, pero ante la imposibilidad de identificar a los agentes el juez tuvo que archivar el caso.
Sin embargo, en este mismo mes de Marzo, Casanovas ha recibido una notificación por la que se iniciaba contra él un proceso sancionador por haber hecho "caso omiso de las órdenes dadas por los agentes actuantes y, de este modo, dificultó su labor policial y retrasó el flujo normal de pasajeros", lo cual es una infracción grave, multada con 601 euros. Es decir, los policías le habían denunciado a él. 
Gracias a esto, el propio Casanovas puede pedir al juzgado que abra el caso archivado de nuevo, ya que los policias, con su denuncia, son identificables. La batalla legal está servida. 
Share on Google Plus

About El Diestro

El Diestro es el primer medio de comunicación editado por la sociedad civil. Somos el referente de la derecha política española.

0 comentarios :

Publicar un comentario