POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

Lenguaje y progreflautas, Comentarios El Diestro

Tic, tac, tic tac… nada que ver con el cansino discurso de un chulesco e inquietante personaje con coleta. Con el tic, tac nos estamos refiriendo al martilleante y reiterativo uso de las interjecciones al principio de cualquier discurso. Al monótono señores y señoras, ciudadanas y ciudadanos, andaluces y andaluzas, extremeñas y extremeños… tic, tac. La monotonía de la cigarra canicular se cierne sobre el español entorpeciendo la agilidad del discurso; haciéndolo monótono antes ya de empezar, invitando a la cabezada… tic, tac, interjección viene, interjección va...

Es lo que ha traído el electoralismo sin representación ciudadana. Vacíos de contenido en discursos pronunciados sacados de programas electorales para no ser cumplidos, discursos que son inflados de la inefable corrección política. Y los pijomunistas y progreflautas crecen como setas según crecen los índices de absentismo escolar por desidia o vagancia. Para empezar, y por poner nombre a las cosas, estos progreflautas deberían primero ir al colegio para dejar de llamar al idioma español castellano por aquello no herir sensibilidades sedicionistas. Llamar castellano al español resulta tan cursi como llamarle toscano al italiano. Creo que ni en la ni en la Toscana deben llamarle toscano al italiano, y si lo hiciesen, sería el único lugar donde estaría justificado. Los únicos que también y con causa justificada pueden asegurar que hablan castellano son los que viven en Castilla, y si por esos lares no ha llegado la honda cursi expansiva nacionalista es posible que ni ellos utilicen el término para referirse al idioma con el que se comunican. Estos progreflautas deberían de dejar de darle coces al idioma español inventando grafías para fonemas que ni siquiera existen, porque ya me dirán Vds. cómo se pronuncia la palabra amig@s. El fonema /@/ está por inventar, creo yo…

Los progreflautas de todo pelaje, incluido sus cadenas transmisoras mediáticas, deberían dejar ese ánimo reivindicativo en el lenguaje refiriéndose a miembros y miembras, ¿o miembr@s? Dejen de arrebatarle a nuestra estimada lengua el masculino gramatical donde seres asexuados funcionen en dimensiones dependientes del sexo y les déjenles plena libertad para designar tanto al hombre como a la mujer, al macho y a la hembra. Ahora puede resultar imprudente preguntarle a alguien si tiene hijos porque en el masculino gramatical antes de que los progreflautas asaltasen el lenguaje en connivencia con los medios de comunicación se sobrentendía que te referías a hijos y/o hijas. Puede que lo correcto resulte sea preguntar si tienes hij@s, pero claro, solo por escrito. Ahora, todo mitin que se precie ha de empezar por ciudadanos y ciudadanas, amigos, amigas. Eso hasta que alguien invente el fonema /@/.

Pero ahora, hemos llegado un poco más allá, porque el lenguaje perroflautico se ha quedado corto y yo ya no sé distinguir entre drag queen, gay, parejas, dobles parejas, trios, cuatrios… Y claro, los discursos deberían empezar como mínimo así. Amigos, amigas, gais y lesbianas, transexuales y transexuales… No sé, qué lío. Tengo que confesar que en ese campo me pierdo y me confieso un completo anacronismo, vamos, un completo ignorante. Todos somos ignorantes, lo único que ignoramos cosas distintas.

Así que para unificar y que nadie se quede fuera del juego ¿Por qué no nos acogemos de nuevo al masculino gramatical? Y que los académicos amplíen si es necesario el campo de acción que puede abarcar el masculino gramatical. Así, todos contentos. Que de eso se trata.

No hay comentarios: