POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

Claro, no son extranjeros. La Com. de Madrid niega a una familia de tres hijos,uno discapacitado,la ayuda que necesita

La Dirección General de Familia de la Comunidad de Madrid se ha negado a reconocer la condición de Familia Numerosa a una familia de tres hijos, uno de ellos con discapacidad, impidiéndole acceder a las ayudas que le corresponden.

Foto de la Familia de Manuel Martín junto al director de Familia de Madrid, Alberto San Juan

La familia de Manuel Martín está sufriendo en primera persona el peso de la burocracia madrileña, la Dirección General de Familia de la Comunidad de Madrid, el organismo público encargado de tramitar el título de Familia Numerosa, les ha negado la renovación del certificado que les acredita como tal.

El caso de esta familia madrileña es bastante peculiar. Tienen tres hijos, uno de ellos discapacitado. Según la ley, se considera familia numerosa de categoría general la que tiene 3 o 4 hijos y gozan de esta protección hasta que los hijos cumplen 21 años, o 26 si están estudiando.


Esta condición también se reconoce cuando la familia tiene dos hijos, si uno de ellos tiene una discapacitad acreditada.

En 2014, el mayor de sus hijos cumplió 26 años y Manuel pensó que dejaban de ser familia numerosa, por lo que dejaron caducar su certificado. Al darse cuenta de que podían mantener el carné al tener un hijo discapacitado, intentaron recuperar la validez del documento.

Les concedieron el título de familia numerosa, pero no el certificado por lo que no pueden recibir ninguna ayuda social

Manuel logró renovar la condición de familia numerosa sin problema, pero a la hora de solicitar el carné acreditativo que le sirve para avalar tal condición ante terceros, todo fueron negativas en el departamento que dirige Alberto San Juan.

“Al no tener ese certificado nos denegaron la bonificación sobre el IBI del año 2015 por ser familia numerosa y además no nos devolvieron la cantidad que nos correspondía en la Declaración de la Renta, por lo que decidimos presentar un escrito el día 11 de Agosto de 2016 en la Consejería de Políticas Sociales y Familia reclamándoles que se nos reconociera dicha condición”, explica el propio Manuel.

La familia Martín llegó a hablar en persona con la Subdirectora de Familia de la Comunidad de Madrid, Milagros León, para que le tramitara su certificado.

“Hablé personalmente con Milagros León que, sin escucharme, me dijo que no iba a darnos el certificado. Y así fue: en unos días me notificaron la denegación firmada por su técnico de apoyo Rosa María Carreño Briz. Volví a intentar hablar con la subdirectora en una reunión de familias numerosas y volvió a negarse, incluso a oírme” explica Manuel, quien se vio obligado a interponer un recurso potestativo de reposición ante la Dirección General de Familia de La Comunidad de Madrid.

Este recurso es el instrumento por el cual los ciudadanos pueden recurrir las decisiones de la Administración Pública y que permite revisar el acto administrativo por el mismo órgano que lo dictó.

Desesperado, este padre de familia acudió a la Asociación de Familias Numerosas de Madrid, cuya presidenta María Menéndez ha seguido de cerca el caso.


Menéndez: “No tienen derecho a negarse; su obligación es reconocer una realidad, es como si te caduca el DNI, no dejas de ser quien eres porque haya caducado”

Menéndez ha mostrado a Actuall su indignación por la situación a la que se enfrenta esta familia.

“No tienen derecho a negarse; su obligación es reconocer una realidad; de hecho la reconoce tácitamente al otorgar de nuevo el título; es como si te caduca el DNI, no dejas de ser quien eres porque haya caducado; ¿qué problema hay en certificarlo?”, se pregunta Menéndez.

Para Menéndez, la Comunidad de Madrid está cometiendo un “abuso de poder”, porque sin este certificado no pueden acceder a las ayudas necesarias para el cuidado de sus hijos.

La única solución para la familia Martín, explica la presidenta es presentar un recurso contencioso ante el Tribunal Constitucional, pero este proceso puede costar entre 1.000 a 3.000 euros, un dinero que la familia no tiene.

Si embargo, la familia MArtín sí va a presentar una denuncia a la Dirección General de Familia de la Comunidad de Madrid por prevaricación administrativa y una petición al Defensor del Pueblo a la espera de que solucione la aprobación de su certificado.

No hay comentarios: