Assange explica por qué ha ganado Trump y perdido el establishment


Assange explica cómo ha trabajado todo el entramado corrupto de Clinton/Bush/Obama, sobre todo de los demócratas, para impedir la victoria de Trump y cómo el creyó que el establishment nunca iba a dejar que Trump ganara.

De la entrevista, brillante y certera, surgen la visión de unos Estados Unidos donde los partidos políticos, que antes eran organizaciones que sólo actuaban en los procesos electorales, se están europeizando y convirtiendo en verdaderos partidos que dividen la sociedad, un mal que, según la experiencia acumulada en Europa y otros países, hace daño a la democracia, divide a los pueblos y genera debilidad, inestabilidad y pobreza en la democracia.


Julian Assange, fundador y director de WikiLeaks
Después de publicar los documentos que terminaron de hundir la candidatura de Hillary Clinton a la presidencia de Estados Unidos, después del indulto de Obama a su fuente Chelsea Manning, después de más de cuatro años de encierro en la embajada de Ecuador en Londres y de que Gran Bretaña fuera acusada de detención ilegal por retenerlo ahí, a pocos días de las elecciones en Ecuador que serán clave para su futuro, Julian Assange, director de WikiLeaks, accede a hablar de muchos temas, sobre todo de Trump y de su sorprendente elección como presidente de los Estados Unidos.


"Trump tenía a todos los sectores del establishment en su contra, excepto los productores de carbón, que ya ni siquiera son un establishment importante de la economía. Tenia a los bancos en contra, los medios en contra, a los políticos en contra, a Silicon Valley en contra. Eric Schmidt, presidente de Google, trabajó activamente para la campaña de Clinton. ¿Por qué perdieron? Porque leyeron las encuestas y pensaron que no podían perder. Si hubieran pensado que perdían, hubieran multiplicado sus donaciones de campaña hasta asegurarse que ganara Hillary Clinton. Pero no van a regalar plata. Dieron lo que pensaron que era necesario y no más."

"La CIA peleó para que Trump no llegase a la presidencia. En las últimas dos semanas de su gobierno Obama firmó una serie de decretos para incrementar el poder de las agencias de inteligencia. Por ejemplo le dio a 16 agencias de inteligencia acceso a los miles de millones de correos electrónicos, mensajes de texto y llamadas telefónicas interceptadas a diario por de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA)."

Assage explica claves de la actualidad norteamericana que son vitales para entender lo que está pasando en la primera potencia mundial: "Los demócratas se han convertido en el partido del establishment en Estados Unidos. Entonces te encuentras en una situación en la que el apoyo a la CIA por parte de los demócratas es del 32 por ciento y entre los republicanos el apoyo a la CIA es de apenas el 2 por ciento. Tienes a los demócratas buscando un conflicto con Rusia y a los republicanos diciendo que no hay que pelearse con Rusia. Tenemos a los demócratas diciendo que la destrucción de Libia y Siria es una cosa buena, mientras tenés a los republicanos diciendo que no hay que meterse en esos países. Tenemos a los demócratas diciendo que la alianza con los saudíes es algo bueno y hay que mantenerla y muchos congresistas republicanos apoyan esa postura también. Entonces Trump debe tomar la postura contraria para diferenciarse. Claro que ahora que los republicanos están en el gobierno todo puede cambiar, pero en este momento hay un contraste muy grande entre el gobierno que se fue y el que llegó. Los halcones neoconservadores, como Paul Wolfowitz, Robert Kagan, y William Kristol, la gente que rodea a George W. Bush, yo pensé que eran republicanos, se presentaban como ultra republicanos pero en esta última elección elogiaron y apoyaron a Hillary Clinton. Eso te dice algo de Hillary Clinton, de Trump y de los neoconservadores."

Especialmente lúcida es su respuesta a la pregunta ¿Cómo concilia a ese justiciero librepensador que usted describe con el racista, misógino y xenófobo que conoció la opinión pública?

"Trump es un milmillonario que ha formado parte de la elite de Nueva York y sus viejos amigos incluyen a los Clinton. Pero no forma parte de la red de poder en Washington. El partido republicano no apoyó su candidatura. El hecho de que sea un misógino y un racista lo hemos visto todos. Él ha exhibido esa conducta. Cuánto de eso fue sincero y cuánto fue para congraciarse con la base blanca republicana no lo sé. Clinton intentó usar la carta de las políticas de identidad en la campaña. Dijo con mucha fuerza que ella era la candidata de los negros, las mujeres y los latinos. Como resultado de proyectarse como la candidata de esos grupos de identidad quienes no pertenecían a esos grupos empezaron a pensar, ¿entonces quién es el candidato de mi grupo? Y así se fueron acercando Trump."

No es menos lúcido Assange cuando habla sobre el famoso Muro de separación con México: "El muro ya existe. Ahí donde no existe el muro construido existen fronteras naturales, como desiertos o ríos. El muro de Trump tiene un significado simbólico y no práctico. Pero si Latinoamérica percibe que Estados Unidos esta rechazando a la región, la consecuencia será que Latinoamérica rechazara a Estados Unidos. Esta simetría geopolítica puede ayudar a reforzar la soberanía y cooperación en de la región."

Share on Google Plus

About El Diestro

El Diestro es el primer medio de comunicación editado por la sociedad civil. Somos el referente de la derecha política española.

0 comentarios :

Publicar un comentario