Tresporgencia y Untón, por @jsobrevive















A pesar que tarda menos un caracol en recorrer España de norte a sur, que la justicia en perseguir los 
desmanes de la corrupción en Cataluña, hay veces que parece que van haciendo algo. Las detenciones e incautación de documentación que se ha producido en los últimos días en sedes de Convergencia sirven para que, al menos, veamos entrar y salir a algún pez gordo de la comisaría.


Pero parece que más que una investigación es una representación teatral o cinematográfica y me voy a explicar. Siempre que sucede algo así con algún partido político, especialmente si es de Cataluña, parece como si nunca volviera a pasar nada. Y es que no es la primera vez que sucede algo así con alguno de estos personajes, incluido los Pujol. El problema viene después porque nunca pasa nada. Parece que al quitarles los pasaportes como mucho ya estuviera todo solucionado.


Mientras tanto entran y salen de la comisaría en menos de veinticuatro horas y vuelven de nuevo a sus casas. En sus casas estoy seguro que les esperará el calor familiar y mucha documentación que blanquear, re-colocar e incluso destruir. imagino que la policía en sus registros en esas sedes encontrará muchas cosas, pero también estoy seguro que por mucho que encuentren no lo encontrarán todo.


Todo esto sirve para que nosotros, los pobres mortales, nos llevemos la alegría que a veces funciona algo y se persigue a los malos, pero mandándolos al poco tiempo a casa dudo que que algún día nos enteremos de todo. Es mucha la información y poca la memoria que tenemos. Nos enteramos de las cosas y a los cinco minutos nos olvidamos, forma parte del espectáculo. De ese espectáculo en el que los que dicen representar al pueblo se sirven de él y los que dicen velar por la justicia no terminan de hacer nunca lo que se espera de ellos.

Vía Diario de un Superviviente Arruinado
Share on Google Plus

About El Diestro

El Diestro es el primer medio de comunicación editado por la sociedad civil. Somos el referente de la derecha política española.

0 comentarios :

Publicar un comentario