POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

Escoria y sinvergüenzas. Por, @luisbarros_o

Durante nuestra vida hemos tenido que conocer a personas despreciables de todo tipo. Personas que lo único que saben dar es asco, que son seres repulsivos que si no hubieran nacido el mundo hubiese sido un poco mejor. Pero nacieron, y tenemos que aguantar su repugnante presencia.  Tenemos que ver que una parte de estos desechos humanos de la sociedad no solo son asesinos, no, también son escoria que intentarán volver a su favor las consecuencias de sus despreciables actos. Eso sí. También encontrán a otro tipo de gentuza dispuesta a ayudarles por muy sorprendente que parezca, generalmente personajes oportunistas.

El despojo humano del que voy a escribir se llama, David Batista. , acusado de asesinar a su ex pareja quemándola viva, que ahora pide una prestación por las quemaduras que sufrió al cometer semejante barbaridad, y de los servicios sociales del Centro Penitenciario Tenerife II que son los que están tramitando la concesión de dicha ayuda. Los expertos muestran su perplejidad al calificar la petición de “incongruente” por cuanto se beneficiaría de una acción de la que supuestamente es responsable. Durante su intervención para exponer sus conclusiones provisionales, la fiscal calificó el asesinato de “cruel y despiadado”. Y, además, con alevosía que quedaría probada con el centenar de mensajes que Batista habría enviado a la mujer en el mes anterior al ataque y en el que, incluso, se hace referencia al fuego. Según Diario 16. Este asesino fue a la tienda donde su ex pareja trabajaba con la intención de quemarla viva, y lo logró. La mujer sufrió quemaduras en el 95% de su cuerpo y murió camino del hospital. El tal Batista este, mientras rociaba de gasolina a su ex pareja, una clienta de dicha tienda forcejeó con el energúmeno para evitar el ataque mojándole a él de gasolina. De ahí cuando este animal le prende fuego a la mujer el también fue alcanzado por las llamas sufriendo quemaduras en el 30% del cuerpo.

No contento con matar de forma brutal a una persona, ahora pide una ayuda al estado por sus quemaduras. Encima de ser un asesino, tiene la poca vergüenza para pedir una paga que por supuesto, pagaríamos todos. Pero que este tipejo piense sacar beneficio de algo, creo que no nos sorprende a nadie, es la típica mentalidad de la escoria humana. Pero lo que no me entra en la cabeza, es el comportamiento de las personas de los servicios sociales que le están ayudando y aconsejando para conseguir la prestación del estado. ¿De verdad piensan que un asesino como ese, se merece una ayuda? El se quemó solito al cometer el brutal ataque, si no hubiese querido asesinar a su ex pareja no se habría quemado. ¿Desde cuando en este país se preocupan por algo así los servicios sociales? Cada vez que suceden cosas de este tipo no puedo evitar preguntarme, ¿qué ganará con esto el asistente social? Ya que como todos sabemos la gentuza busca beneficios de cualquier cosa, hasta por motivos como el escrito. O simplemente les de pena un asesino con quemaduras, no lo sé. A mí lo único que me da pena es que las quemaduras que sufrió ese  cabrón, no fueran del 100% de su cuerpo.


Luis.

No hay comentarios: