La mezquita protegida, por @luisbarros_o

  

Se lleva muchos años hablando de la mezquita de la M-30. Varios años de preguntas, observaciones, pero siempre se ha dado la misma respuesta desde los distintos ayuntamientos. Da igual cuál fuera el color político del alcalde la respuesta es la misma: la mezquita está dedicada al rezo y frecuentada por gente tranquila y pacífica. Personas que quieren a España tanto como a sus países de origen, y respetan plenamente a los españoles y sus creencias. Y de esa respuesta no salen, algo ya en si curioso por todos los alcaldes que han repetido lo mismo. Es sospechoso que sea en lo único que hayan coincidido, y eso alimenta más todos los rumores que circulan sobre el templo. Es más. Se sabe que distintos grupos islámicos se han ido reuniendo en la mezquita, grupos que después llevaron a cabo atentados terroristas como los de Madrid. También se sabe que desde dicho templo se ha financiado al llamado estado islámico, aunque siempre se dice que los líderes religiosos no estaban al tanto. No solo ha sido un punto de encuentro y financiación terrorista, ya que también es el templo perfecto para la captación y adoctrinamiento gracias a su gran tamaño y la gran cantidad de hombres que acuden al rezo.  Esto no lo digo por decir, hay periódicos que han escrito sobre todo esto. Como por ejemplo, La Razón.

En torno a mezquitas «legales», incluida la de la M-30, se han producido en los últimos tiempos una serie de hechos relevantes. Los autores de los atentados del 11-M en Madrid se reunían, durante la semana (no los viernes), en algunas ocasiones, en dicho templo, según reveló a LA RAZÓN una alta autoridad del islam en España, lo que no quiere decir que los responsables de la mezquita les apoyaran o ampararan. Aprovechaban el recinto religioso para tratar de pasar inadvertidos, lo que consiguieron. Eran dinamizados por un imán que venía regularmente desde Argelia, según la misma fuente. Está también el caso de la célula yihadista llamada «Brigada Al Andalus». Al menos tres de los 15 yihadistas que la integraban, constituida en 2011 en la mezquita de la M-30, viajaron a Siria para combatir en las filas del Daesh, el Estado Islámico, según el auto de procesamiento dictado contra ellos en su día. El adoctrinamiento de este grupo radical corrió a cargo de un individuo considerado el principal líder operativo y religioso de la «Brigada Al Andalus» y del que se sospecha fue el organizador de los viajes de esos tres yihadistas y de otros dos que fallecieron en combate.

Hace unos años la policía financiera intentó abrir una investigación para averiguar como y quien la financiaba, ya que había sospechas de varios delitos. El Sepblac argumentó tres razones para que se iniciara la investigación judicial: que se desconoce quiénes son las personas físicas o jurídicas que desde bancos de Arabia Saudí envían importantes cantidades de dinero -decenas de miles de euros- a las cuentas corrientes de la mezquita de la M-30, cuyo apoderado era Saleh Ben Mohamed al Sudaini; que se ignora la forma en la que se dispone de esos fondos, en su mayoría fraccionados y en efectivo; y la presunta vinculación con el terrorismo islamista de algunos de los destinatarios. El informe del Sepblac tiene dos anexos, uno con una tabla de movimientos de las cuentas analizadas y las personas vinculadas a las que se remiten los fondos, y otro sobre los receptores identificados. Incluye también un gráfico con los nombres de los bancos saudíes que envían el dinero; la foto de Saleh Ben Mohamed al Sudaini, apoderado de las cuentas y ex director del Centro Cultural Islámico, y los receptores del dinero en España. Esto es lo que se decía en un artículo de El País.

Pues a pesar de todo lo dicho el caso se archivó de una forma un tanto extraña, como todo lo que rodea siempre a esta mezquita. ¿Por qué se le protege tanto? Hay que decir que es la mezquita más grande de España y está entre las más importantes de Europa, y se dice que es la preferida por los islamistas como punto de encuentro. Y aún así los Imanes dicen no saber nada y nos lo tenemos que creer, claro. Pero estamos en España, estas cosas solo pasan aquí. Somos tan buenos y respetuosos con todos hasta con los que representan un peligro, una amenaza constante. Ya que nadie entiende que si se supo que fue el sitio desde el que se organizaron los atentados de Madrid, ¿cómo es posible que no entrara la policía e investigara de arriba a abajo todo el recinto? Preguntas sin respuestas, y así doce años ya. Y la mezquita sigue ahí, gozando de toda la protección que se le da.

Luis.
Share on Google Plus

About El Diestro

El Diestro es el primer medio de comunicación editado por la sociedad civil. Somos el referente de la derecha política española.

0 comentarios :

Publicar un comentario