POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

Cuidemos a los ricos, que haya más ricos. Por @JJoveSan miembro del Club de los Viernes


  


Cacería mediática a los ricos

En España hay instaurada una especie de cacería mediática contra los ricos.

Se azuza a la opinión pública contra aquellos más atesoran y se agita el fantasma de la desigualdad como argumento para desencadenar una ofensiva para hacer “que los ricos paguen más” y se llega a legitimar la incautación directa de sus bienes.

El estado del bienestar no seria posible

Pero lo cierto es que en España los ricos pagan muchos impuestos, tantos que sin su contribución, el
“Estado del Bienestar” actual no sería posible.

De alguna manera, el “Estado del Bienestar” hemos de agradecérselo en gran parte a ellos, pues aportan en su declaración de la renta 35 veces más que el que les correspondería por peso demográfico.

Así, quienes ganan más de 150.000 euros al año (a quienes podríamos considerar “ricos”) son tan sólo el 0,36% de los contribuyentes, pero aportan el 12,6% de los ingresos vía IRPF.

Si rebajásemos el listón de “ricos” hasta quienes ganan más de 60.000 euros (lo cual es mucho decir, pues sería considerar como “ricos” a quienes a penas duplican la renta per cápita), entonces obtendríamos que esos “ricos” -quienes tan sólo suponen el 3,14% de los contribuyentes- aportan el 32,5% de los ingresos obtenidos a través de la declaración de la renta.

A algunos les parece poco que un 3% de los contribuyentes aporten casi un tercio de los ingresos y desearían que ese 3% aportara ¿cuánto? ¿La mitad? ¿Dos tercios? O ¿Toda la recaudación del IRPF?

La presión fiscal a los ricos

¿Hasta dónde quieren aumentar la presión fiscal a los “ricos”?

En los 80, cuando la socialdemocracia sueca estaba en su apogeo, Astrid Lindgren, la autora de pizpireta niña de trenzas largas que todos ustedes recordarán, Pipi Calzas Largas, llegó a tener que pagar a la hacienda sueca el 102% de sus ingresos.

Es decir, más de lo que ganaba.

Los ricos y el uso del sistema del bienestar

Es posible que para algunos esa sea la situación idílica, pero lo cierto es que a los ricos esas cosas no suelen agradarles y suelen coger la mala costumbre de mudar de residencia fiscal cuando los gobiernos incurren en excesos recaudatorios y no es muy buen reclamo para que vengan otros acaudalados a vivir entre nosotros y ayudarnos a pagar nuestras facturas.

Además de contribuir de manera muy importante a sostener el “Estado del Bienestar”, lo cierto es que los “ricos” tampoco hacen mucho uso de él.

Así, los “ricos” mandan a sus hijos a colegios privados pero ello no les exime de contribuir igualmente al sostenimiento de la educación pública.

Los “ricos” financian la sanidad pública, pero jamás pisan un ambulatorio.

Financian el gasto farmacéutico, pero jamás van a por una receta.

Si como hemos visto, si son los “ricos” quienes soportan un mayor peso del mastodóntico Estado del Bienestar, lo inteligente sería fomentar que aumente el número de “ricos” que viven en España.

Al fin y al cabo, cuantos más haya, menos nos tocará pagar a los demás.

Que haya más ricos cada vez

La clave no está en despojar a los “ricos”, sino que cada vez haya más, como Amancio Ortega.

Intentar que no se vayan los que ya hay, que vengan más, pero sobre todo, que cada vez más compatriotas escalen al estatus de “ricos”.

Tenemos que erradicar de una vez por todas la estigmatización de la riqueza y del éxito y propiciar la ambición por alcanzar una vida mejor y progresar social y económicamente.

Fomentar la emulación, como un reto positivo de intentar llegar a más mediante la creación de riqueza y no mediante la incautación de la riqueza ajena, apartarnos del redistribucionismo procedente de una visión estática de la riqueza.

Cuidemos a los ricos, mantengamos una fiscalidad razonable y amable, si no es por emulación positiva y apelando a las virtudes de esfuerzo, laboriosidad y frugalidad -y dado que vivimos en una sociedad envilecida- hagámoslo apelando a los vicios, pero a vicios inteligentes, hagámoslo por egoísmo, no por envidia, porque recuerden: cuantos más ricos haya, menos nos tocará pagar a los demás.

No hay comentarios: