jueves, 5 de enero de 2017


Había aparecido la noticia esta mañana: "El número dos de Podemos en Castilla y León y número uno por Burgos fue condenado a 17 años por abusar de una niña de cinco años". Hasta ahí una noticia más sobre pederastia de las que cada día se ven más, por desgracia, pero con una salvedad: el acusado era diputado en las Cortes de Castilla y León y destacado miembro de Podemos en esta comunidad.

Hay muchos delitos y comportamientos que para mi no tienen justificación alguna sea cual sea la edad del delincuente, uno de ellos es la pederastia. El dirigente de Podemos fue acusado de pederasta a la edad de 17 años y su víctima tenía cinco años, tres o cuatro según el propio acusado. Una persona de diecisiete años a pesar de no ser un legalmente adulto es lo suficientemente consciente de sus actos, no creo que tener diecisiete años y no dieciocho tenga que ser justificación suficiente como para no saber que abusar de una niña de cinco años es terrible.

Hasta ahí parece que todo conforme, el protagonista comete un terrible delito, es juzgado y la justicia le condena en función a su edad. Pero he aquí que en este caso hay una gran diferencia, es un destacado miembro de Podemos y ya sabemos que para los podemitas un delito es justificable si lo comete un miembro de su partido, incluso este delito. Hasta con esto ha habido justificaciones: "que si era menor y no tiene por qué pagar ese tipo de culpas de adulto". "Que si la niña se retracta cuando es adulta". "Que si al parecer no era verdad". Me pregunto que habría pasado si el protagonista hubiera sido, por ejemplo, del Partido Popular: Noticia bomba del día y no se hubiera buscado justificación alguna.


Y nadie habría buscado esa justificación porque la pederastia es, para mi y para mucha gente, uno de los delitos más terribles que se puedan cometer sea quien sea el culpable, sea de mi partido, de mi equipo favorito o incluso mi propio hermano. Aprovecharse de un menor, tener esa crueldad es algo que nunca se cura y yo no quiero ni ver a la gente que comete un delito tan cruel e incluso menos todavía a quien lo intente justificar. Hoy he tenido esa experiencia en Twitter, la de alguien que justificaba todo esto y simplemente por sus simpatías por este partido. Para mi ya es un asco doble, el asco que me da quien comete el delito y el asco que me da quien lo justifica.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada